DEBES PINCHAR EN EL APARTADO "TEXTOS" PARA LEER ANTES LA COLUMNA

 

 

COMENTARIO CRÍTICO

 

Texto de Eduardo Mendoza, “Autoridad”.

1º.- Lectura

2º.- Título: Autoridad

3º.- Idea principal: La idea principal que constituye la tesis se localiza en el cuarto párrafo, el más extenso, donde el autor subraya su intención “Su Santidad nos ofrece una vez más la imagen que corrobora lo antedicho”.

¿Cómo llega a esa idea? El título tiene una relevancia especial, seguidamente expone su punto de vista sobre cómo poseer la autoridad y conservarla. Dos estrategias: en primer lugar, ejercer el poder sin reservas; en segundo lugar, decir muchas tonterías.

El autor critica abiertamente con ironía la autoridad de la iglesia (“pontifica con una seguridad sólo comparable a su desconocimiento de cada uno de estos temas”); habla de los que rodean a su Santidad y de los beneficios que les reporta su autoridad; y, por último, recuerda la actitud del pueblo.

 

Algunas consignas para la elaboración de tu comentario:

 

Breve introducción acerca del autor, de su tesis y/o de sus argumentos. El alumno se ha de manifestar a favor o en contra (sin decir “yo pienso”, “mi opinión es”, “me parece a mí”, etc.), argumentando debidamente sus juicios, aportando erudición, seleccionando el léxico, redactando con orden y corrección, ilustrando el comentario con alguna cita de autoridad, y, por supuesto, con limpieza, márgenes, etc.). Terminará con una conclusión o una fórmula de cierre.

 

Algunos apoyos para su desarrollo:

El autor… acierta cuando cuestiona… porque… sin embargo… debido a … en efecto…

Organizadores textuales del tipo: Por otra parte, en primer lugar, en segundo lugar, se podría añadir, con todo, etc..

 

COMENTARIO MODELO

Eduardo Mendoza, autor catalán, entre cuyas obras destaca La verdad sobre el caso Savolta, introduce el dedo en la llaga al mentar el tema del que habla. El título es significativo: Autoridad.(1)

Y es que la mejor forma de dominar a la sociedad, tanto laica como religiosa, es por medio del “ordeno y mando”. Parece algo anacrónico, pero no lo es. En la actualidad, existen países donde las dictaduras son un corsé(2) que asfixia la libertad. Los talibanes o Fidel Castro son casos fehacientes de que o se asume  la subyugación o se tiene que exiliar, y eso, si se puede.(3)

La autoridad nunca es buena entre personas adultas y sólo en su punto medio sobre los menores. Autoridad quiere decir en este contexto imposición, conculcación de derechos, censura y privación de libertades, que, a la larga, se suelen volver contra quien las practica.(4)

Que la Iglesia tenga la autoridad que tiene supone, como dice el autor, que algunos fieles vivan atemorizados y que los no creyentes adviertan  en su cúpula un “bunker” al que le interesa seguir sirviéndose  de las prebendas propias de sus privilegios.(5)

Su Santidad el Papa habla “ex cátedra” y la mayoría de los fieles practicantes comulgan a “pies juntillas” con sus presupuestos; aunque no todos, porque algunos, sin ningún tipo de remilgo entiende que la religión  ha de ser vivida de forma personal, y por consiguiente, se desmarcan de la ortodoxia conservadora y tradicional de Juan Pablo II. (6)

Quienes menos contentos están con la autoridad del Papa son aquellos políticos sobre los que últimamente han recaído declaraciones que, además de crispar las relaciones iglesia-estado, se puede traducir en votos para la oposición.(7)

Hablar hoy día de “cielo” e “infierno” o marcar  los dinteles de las casas de quienes, como proscritos, no caminan por los caminos pontificios, es, pues, algo extemporáneo donde todavía millones de personas están ubicadas, por no compararlo, ya que las distancias se nos antojan enormes, con los fundamentalistas islámicos.

Se podría concluir diciendo que con los nuevos tiempos vienen nuevas costumbres y mentalidades, y se consiguen  más cosas estando cerca de la sociedad que imponiéndoselas. Como dijo F. Bacon “La verdad es hija del tiempo, no de la autoridad”.(8)

 

Notas:

1.- Introducción y localización. Tesis.

2.- Metáfora (elabora el lenguaje).

3.- Argumento de hecho.

4.- Interpretación del concepto de autoridad que se refuta.

5.- Argumento de consecuencia de un hecho. Defensa de la tesis del autor.

6.- Argumento de contraste en relación con lo que se ha dicho anteriormente.

7.- Argumento de consecuencia de un hecho.

8.- Argumento de autoridad.

 

 

Otro modelo de comentario

El autor de Sin noticias de Gurb en esta columna de “El País” muestra su punto de vista sobre un tema que en los últimos tiempos ha alimentado la polémica entre el Estado y la Santa Sede. Que lo titule “Autoridad” es muy significativo, habida cuenta de su argumentación en la que queda patente su crítica al Papado.

No obstante, y aunque en muchas cosas tiene razón, el papel de la iglesia a lo largo de la historia ha dejado brillantes páginas protagonizadas por la abnegación y el sacrificio. Es cierto que predicando la pobreza, a veces la Iglesia se rodea de lujos tanto arquitectónicos como en elementos artísticos, pinturas, esculturas, joyas, terrenos, etc. Y es cierto, que con frecuencia,  muchos de sus representantes no han dado el ejemplo que debieran. Juan Pablo II ha llegado a pedir perdón por los atropellos de la Iglesia a través de la historia.

Pero la Iglesia está constituida por seres humanos y en su esencia las contradicciones son tremendas (“Homo sum: humani nihil a me alienum puto”). Siendo menos catastrofistas, se puede admitir: 1º, que la autoridad es necesaria, eso sí, la justa; 2º, que dentro de las jerarquías, como en todas las instituciones,  hay quien las honra y quien las deshonra. Veamos algunas razones por las que la Iglesia ha conseguido su autoridad:

1.- Ha llevado la esperanza a mucha gente cuya vida carecía de sentido, y, a veces, ha influido en cambios de actitudes que han enriquecido a algunas personas.

2.- Durante siglos ha tenido a su alcance el conocimiento y ha cultivado desde los monasterios las ciencias. No olvidemos que la cuna del castellano se encuentra en el monasterio de San Millán de la Cogolla.

3.- En momentos puntuales ha enseñado a los niños pobres para los que se han construido colegios; ejemplo, San Juan Bautista de la Salle.

4.- En no pocas ocasiones, ha dado de comer al hambriento; ha creado comedores, y por medio de aportaciones del pueblo, han contribuido a ayudar a los más necesitados.

5.- Ha sido habitual su dedicación al cuidado de los desamparados y ha llegado a campos adonde nadie quería ir: enfermos de lepra, sida, etc.

6.- No se puede olvidar que muchos misioneros han abandonado todo para ir a llevar su fe a países pobres y con los nativos han compartido penurias, han sido víctimas de enfermedades, les han llevado talleres, les han enseñado a leer y a trabajar, algunos les han hablado de derechos y de libertades, incluso existen múltiples ejemplos de quien ha dado su vida.

 

Así, pues, se puede hablar de dos iglesias, tal vez. Una, la acomodaticia en nuestra sociedad occidental –donde también se puede hacer mucha labor-; otra, la comprometida, aquí o allá, en cualquier parte; pero  ¿se puede condenar todo lo que hace y dice la iglesia? La Iglesia defiende una moral y una libertad, desde su punto de vista, conservadora más o menos según quien esté a la cabeza, conservadora más o menos siempre; el Estado defiende otra moral y otras libertades y no deber ser cosas contradictorias. El Estado es laico y aconfesional y la Iglesia debe ejercer influencia en sus seguidores, que pueden coincidir o no con el Estado; en cualquier caso, la religión es algo personal, como la moral y la ética, algo que el individuo vivirá en libertad como desee. Sin embargo, las leyes del Estado no obligar a nadie cómo ha de vivir su vida íntima y el Gobierno no puede actuar pensando en una confesión religiosa sino en todos los ciudadanos.

 

                                    ******************

La expresión “En cambio la incoherencia es inexpugnable, despista al enemigo” significa que contra la  incoherencia no se puede hacer nada. La incoherencia  equivale a la sinrazón. Acaso porque la fe está por encima de la razón; lo absurdo no se puede combatir con la lógica porque sólo de forma razonable se puede argumentar o refutar. Muestra un claro matiz de contraste respecto a lo anterior.

En el contexto, se entiende este enunciado como un mecanismo utilizado por quien ostenta el poder (la iglesia) para seguir ejerciéndolo. Hace referencia a las tontería que dice con el fin de intimidar al pueblo para que continúe en su “aborregamiento”.

Componente léxico-semántico: incoherencia ( “in-“, prefijo que  niega  a la raíz que sigue a continuación “coherencia”). Inexpugnable: palabra formada por parasíntesis (pugna es un ejemplo de cultismo, el prefijo in- implica negación y el sufijo –able, “capacidad o cualidad de”); tal como “desarmar” que constituye un infinitivo con el sufijo –ar de la 1ª conjugación y el prefijo  “des-“. Respecto a la semántica, “enemigo” es un sustantivo con connotaciones bélicas, tal como sucede con desarmar: metáfora y derivación, y viene a destacar  la indefensión del pueblo.

 

No te extiendas más de 12 líneas en  esta pregunta.

 

En este tipo de preguntas, primero veremos su significado; segundo, su significado dentro del contexto; tercero, tendremos en cuenta el léxico y la semántica. Así, en relación con la composición léxica tendremos en cuenta si una palabra clave es simple, compuesta, derivada, acrónimo, cultismo, patrimonial, anglicismo, galicismo… Y en relación con la semántica: léxico denotativo, connotativo, frases hechas, lexicalizadas, metáforas, metonimias, hipérboles, ironía, etc.

 

Texto de Eduardo Haro Tecglen

 

Como  venimos indicando, el título habitualmente es bastante significativo. Tiene mucho que ver con la tesis: la democracia, tal y como se vive hoy, tiene más de dogma que de consenso. Quien tiene el poder, aunque emane del pueblo, “hace de su capa un sayo”. Como consecuencia, la democracia es una utopía. Cómo podemos enfocar el comentario: avalar las opiniones del autor o refutarlas (rebatirlas).

 

El alumno puede aducir razones en la línea del autor:

·        Las minorías pueden quedar olvidadas.

·        Siempre salen ganando las mayorías.

·        Los partidos que tienen el poder pueden gobernar para sus votantes.

Un alumno puede rebatir esta tesis y sus argumentos:

·        El ciudadano se expresa con libertad y la soberanía surge del pueblo.

·        A los cuatro años se puede cambiar de partido o partidos gobernantes.

·        La oposición puede controlar al gobierno.

·        Es el sistema menos malo de los conocidos.

 

Modelo de comentario

 

 

Eduardo Haro Tecglen expone su tesis sobre la democracia: una utopía(1). La democracia es una utopía porque no garantiza (no es garante de) la igualdad de derechos y deberes(2). La democracia es una utopía puesto que no siempre las mayorías representan lo mejor y menos admisible es que suponga un “cheque en blanco” para  que un partido o varios ejerzan desde el gobierno una tiranía de dogmas, de verdades absolutas, de exactitud de juicios, en palabras del autor(3).

En efecto, fue la democracia la que aupó al poder a Hitler y en la actualidad es de sobra conocido el genocidio y la barbarie que acarreó. Recientemente se ha celebrado el 60 aniversario de Auschwitz y nunca olvidará la humanidad el holocausto. Es la democracia la que en el 82 dio el poder a Felipe González y en el 96 a José Mª Aznar, y fueron sus mayorías absolutas las que los hundieron. Es la democracia la que apoya la política del Sr. Bush; pero ¿qué piensan los miles de millones de habitantes del mundo, entre ellos muchos estadounidenses, sobre ella?(4)

Habida cuenta de estos  ejemplos, que la democracia sea una utopía y  por eso se tilde de “salvaje” no ha de extrañarnos (5), debido a que sucede como con la libertad, que es otra utopía, o como con la verdad y la razón, que parecen patrimonio de cada uno (de todos)(6). Siempre se cuestiona la verdad del otro frente a la de uno; la razón del otro frente a la de uno.

Sin embargo, la humanidad aún no ha encontrado un sistema de organización social mejor y sus intentos nos trasladan a la antigua Grecia de Platón y Aristóteles.(7) (8)

Hay que admitir que la democracia aporta normas para preservan libertades  y que dejaría de ser utopía si no se lesionaran algunos de sus pilares básicos: el diálogo y la tolerancia (9). Pero no podemos olvidar que se está hablando del hombre,  quien en su esencia es capaz de combinar lo sublime con lo mezquino. Lo dijo Ortega y Gasset “Cuidado con la democracia, como norma política parece cosa buena. Pero de la democracia del pensamiento y del gesto, la democracia del corazón y la costumbre es el más peligroso morbo que puede padecer una sociedad”(10).

Por consiguiente, y en virtud de lo que acontece a nuestro alrededor, entendemos el acierto de la tesis del autor de la columna, como se desprende de los argumentos que se han expuesto y con los que queda avalada su explicación.(11)

 

Notas:

1.-Introducción y tesis.

2.- Argumento de causa.

3.- Argumento de causa-efecto.

4.- Argumento de consecuencia de un hecho (o de experiencia).

5.- Argumento de consecuencia de un hecho.

6.- Argumento de semejanza.

7.- Argumento de contraste.

8.- Aportación de erudición con citas.

9.- Exposición de juicios de valor.

10.- Argumento de autoridad.

11.- Conclusión.

 

 

 

Otro modelo de comentario

 

El título es muy expresivo al calificar a la democracia de salvaje, cualidad que tantas connotaciones pueden aportar y que deja bien claro el punto de vista del autor. Haro Tecglen entiende la democracia como  un  “nihil obstat” para pasar el “rodillo” con legalidad. Por esta razón dice que se trata de una utopía: algo inalcanzable.

La democracia es algo inalcanzable porque no permite que se contemplen y se respeten del mismo modo los derechos y deberes de unos y otros ciudadanos. Aunque los gobernantes dicen que gobiernan para todos, rara vez lo hacen; frecuentemente las minorías son los grupos desfavorecidos. Ahora bien ¿quién puede afirmar que las mayorías defienden lo mejor?

A pesar de los inconvenientes  de la democracia, hay que reconocer que se han superado los regímenes autoritarios  del Despotismo ilustrado, cuyo lema era “todo por el pueblo pero sin el pueblo” (Claro, se han superado en algunas partes, desgraciadamente). En los países democráticos, los ciudadanos tienen una cita periódicamente con las urnas, la soberanía surge del pueblo, a los cuatro años pueden haber cambios radicales, la oposición debe controlar al gobierno, y, por otra parte,  parece el sistema malo conocido.

Eduardo Haro Tecglen considera que con el sistema actual de votaciones acabamos atados de pies y manos a los partidos gobernantes quienes, con frecuencia, se consideran propietario de la razón absoluta y con la legitimidad para hacer  y deshacer según su voluntad.

En efecto, todos conocemos las consecuencias de un Hitler, elegido en las urnas, conocemos los resultados de las luchas entre bosnios, serbios y croatas, y sabemos los beneficios del cambio de gobierno en la España del 82 y del 96, como se conocen también las consecuencias de las mayorías absolutas de Felipe González y de José Mª Aznar. Es la democracia la que apoya al actual gobierno de los Estados Unidos y a los anteriores, lo que no justifica que muchos ciudadanos internacionalmente tengan que padecer sus consecuencias.

Acabamos de celebrar el Referéndum sobre la Constitución europea; los resultados son elocuentes: gran abstención, y en algunas partes muchos noes; no cabe duda de que ha ganado el sí; no obstante, el escaso interés que han despertado entre los ciudadanos debería hacer reflexionar a los políticos en la que ha sido la votación con menor participación de los electores de nuestra reciente historia.

Habida cuenta de estos ejemplos, que la democracia es una utopía y por eso se tilde de “salvaje”, no ha de extrañarnos, porque sucede como con la libertad; uno es libre hasta cierto punto y la voz y el voto de uno tiene el valor que tiene.

Hay que admitir que la democracia aporta normas para garantizar libertades y derechos mínimos y que sería algo menos utópica si se respetaran algunas de sus premisas básicas: el diálogo y la tolerancia.

Por consiguiente y como consecuencia del análisis de lo que sucede a nuestro alrededor, la concepción del autor sobre el tema es un acierto del autor, un acierto, también sea dicho de paso, que no destaca especialmente por su originalidad.

 

 

 

Comentario de la siguiente expresión: (no existe vida “normal”: es cambiante a cada nanosegunto: la tierra no es estática).

 

La expresión en sí constituye una serie de sintagmas yuxtapuestos, con carácter explicativo, incluso redundante. Supone un juicio de valor acerca del concepto de vida “normal”. Todo ello se presenta entre paréntesis, es una reformulación y el elemento extraño del código son las comillas, marcas lingüísticas que cargan  de connotaciones al adjetivo normal y que podemos entenderlo como el interés con el que  el autor pretende relativizar todo. Todo cambia continuamente: gira la tierra, la materia ni se crea ni se destruye… El sustantivo nanosegundo es una palabra formada por un prefijo “nano” =milmillonésima y el cultismo “segundo”. Consiste en una hipérbole con la que se destaca la rapidez con que todo cambia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MARCADORES DEL DISCURSO

 

Los marcadores del discurso son unidades lingüísticas invariables que aparecen incidentalmente en las oraciones que  componen un texto, pero que no desempeñan ninguna función sintáctica en ellas. O sea, palabras y expresiones cuya función es ordenar la información y orientar la correcta comprensión del texto.

 

CATEGORÍAS GRAMATICALES EN FUNCIÓN DE MARCADORES

 

ADVERBIOS

Realmente/francamente no te entiendo. Además no me importa. Bien, igual tienes razón.

PREPOSICIONES

Hasta María vino a la reunión del martes.

CONJUNCIONES

Eso ocurrió y no hay más que decir.

Eso es importante. Pero no hay que olvidar que…

INTERJECCIONES

Bueno, ¿Qué hacemos ahora?

Claro, es lógico lo que dices.

CONSTRUCCIONES PREPOSICIONALES

A propósito / Por cierto, hace mucho que no lo veo.

Hizo lo que le pidieron. Sin embargo, no logró satisfacerlos.

SUSTANTIVOS

Hombre…, no te pongas así.

Mujer…¡No es para que reacciones así!

VERBOS

Oye, ¿me has traído el libro?

Mira, vamos a hacer lo siguiente.

Escucha, eso parece terrible.

Vale, será como tú quieras.

 

 

CLASIFICACIÓN DE LOS MARCADORES

 

Marcadores

Función

Ejemplos

Estructuradotes de la información

Sirven para señalar la organización de la información de los discursos.

Primeramente, de igual forma, dicho esto, entre paréntesis…

Conectores

Vinculan unos miembros del discurso con otro anterior.

Además, incluso, por consiguiente, por tanto,  no obstante, por el contrario…

Reformuladores

Se busca una parte del discurso más adecuada en relación con lo que se pretendió decir anteriormente.

Es decir, o sea, esto es, mejor dicho, más bien, entre otras palabras…

Operadores argumentativos

Condicionan el contenido argumentativo del miembro del discurso en el que se incluyen.

En realidad, de hecho, por ejemplo, en particular, en el fondo, en concreto…

Marcadores conversacionales

Se trata de los elementos discursivos que aparecen con mayor frecuencia en la conversación.

Claro, desde luego, bueno, vale, hombre, bueno, eh…

Marcadores de actitud

Indican la consideración que el emisor tiene respecto del enunciado.

Seguramente, sin duda,  en verdad, supuestamente,  francamente, indudablemente, probablemente…

 

EXPRESIONES LATINAS

 

EX PROFESO – expresamente, a propósito

GROSSO MODO – en conjunto, en líneas generales

EX CÁTHEDRA – con autoridad de maestro

AD HOC – para este fin, para este propósito

IN EXTREMIS – en los últimos momentos de una situación delicada

IN FRAGANTI – en el momento de cometerse el delito

IN  SITU – en el sitio mismo de los hechos

IPSO FACTO – en el acto, inmediatamente

MODUS VIVENDI – modo de vida

MOTU PROPRIO – por propia voluntad

PER SE – por sí, por sí mismo

SINE QUA NON – condición sin la cual, condición inexcusable

VOX POPULI – voz popular, de dominio público

NOSCE TE IPSUM – conócete a ti mismo (Sácrates)

 

 

 

"Necesito autoridad, aunque no crea en ella".
Ernst Jünger

"La verdad es hija del tiempo, no de la autoridad".
Francis Bacon

"Un ejército de ciervos dirigido por un león es mucho más temible que un ejército de leones mandado por un ciervo".
Plutarco

"Los jóvenes de hoy ama el lujo, tienen manías y desprecian la autoridad. Responden a sus padres, cruzan las piernas y tiranizan a sus maestros".
Sócrates

Cuidado de la democracia. Como norma política parece cosa buena. Pero de la democracia del pensamiento y del gesto, la democracia del corazón y la costumbre es el más peligroso morbo que puede padecer una sociedad.

                                                             Ortega y Gasset

 

La diferencia entre una democracia y una dictadura consiste en que en la democracia puedes votar antes de obedecer las órdenes.

C. Bukowski

enviar frase

Léxico: pingüe, exiguo, aquiescencia, conato, arcano, corolario, ignominia, ominoso, cosmopolita, etc.